¿Burger vegetal? Sí, también

«Solicitamos que se reformule o rechace el texto de la enmienda 171 y 165 y que se posibilite el etiquetado de estos productos como Burger, hamburguesa o salchicha vegetal entre otros. El sector agroalimentario somos todos y avanzando juntos, seremos aún, más fuertes»

El sector agroalimentario español es referencia mundial. España se ha convertido en líder en producción, elaboración y transformación de alimentos. En los últimos diez años, las exportaciones de alimentos producidos y elaborados en España han incrementado un 97%, superando la cifra de 50.300 millones de euros en 2018, un 0,6% superior a 2017. 

El sector primario es estratégico y clave para el desarrollo económico de España. No obstante, España es un país que ha experimentado también una clara dependencia del sector servicios de la economía, en detrimento de los crecimientos que podrían haber experimentado la industria o la agroalimentación.

Hoy, vivimos una crisis de despoblación de zonas rurales donde tradicionalmente la principal actividad económica y empresarial ha sido la agroalimentación. El fortalecimiento del sector primario -en todos sus aspectos- es una tarea clave para poder frenar el reto de la España vaciada y contribuir al reequilibrio territorial.

El desarrollo de nuevos productos elaborados con nuevas materias primas de origen vegetal puede ser una oportunidad para ayudar a fortalecer zonas agrícolas y a diversificar los diferentes subsectores del ámbito primario español.

Fortalecer el sector primario nunca se hace en detrimento de ningún actor, sino con la voluntad de sumar y complementar. El desarrollo de nuevos alimentos es una virtud para el desarrollo económico y empresarial que complementa les actividades empresariales agroalimentarias ya consolidadas.

Muchas empresas y grupos empresariales del sector cárnico en España han lanzado y desarrollado productos análogos a los tradicionales a base de proteína vegetal, con nomenclaturas de burger, hamburguesa, salchicha, nugget, etc. con una presencia consolidada en la oferta de la distribución y hostelería. Existe por tanto, una posibilidad de complementar las opciones y surtidos. Posibilidades de elección.

Que las principales compañías de alimentación hayan dado el paso de producir y comercializar productos de proteína vegetal evidencia que hay un segmento que complementa, que suma y que diversifica. Que muchas cadenas de distribución apuesten por una convivencia en el lineal también evidencia que existe una demanda y una compra conjunta de estos productos. Los consumidores mandan.

Apostar por una producción de alimentos sostenible contribuye a gestionar la huella de CO2 y se alinea con la estrategia de la Comisión Europea “From Farm to Fork”. En este sentido, los productores de alimentos de proteína animal y proteína vegetal están haciendo grandes esfuerzos, en un momento especialmente crítico.

En conclusión, los productores y los clientes han posibilitado que existan nuevos productos que además de complementar la compra pueden generar nuevos puestos de trabajo de producción e incluso de cultivo de materias primas de proximidad, fortaleciendo el desarrollo económico de zonas de España; hoy, en despoblación gradual.

Con la situación de crisis económica actual y las consecuencias aún presentes de la anterior, creemos que es una oportunidad única facilitar el desarrollo de nuevos productos alimentarios y fortalecer el sector primario en toda su totalidad, sin exclusiones, apostando por la integración y la complementariedad. Por ello, solicitamos que se reformule o rechace el texto de la enmienda 171 y 165 y que se posibilite el etiquetado de estos productos como Burger, hamburguesa o salchicha vegetal entre otros.

El sector agroalimentario somos todos y avanzando juntos, seremos aún, más fuertes.

Santi Aliaga,

CEO Zyrcular Foods