¿Cuál es el origen de la Carne Plant Based?

Comparte en tu red social preferida

La carne plant-based se presenta como una solución sostenible para abordar la futura demanda de proteínas de la población mundial

En nuestros días, está creciendo la importancia de dar con nuevas fuentes de proteínas alternativas. Entre otras cosas, porque se prevé que su demanda crezca sensiblemente en los próximos años, ya que de aquí a 2030 llegaremos a ser 8.600 millones de personas (que según la OMS necesitan 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso cada día, ¡calculad!), y no nos bastará con la proteína de origen animal. Así que, ¿qué nos dices?, ¿te sumas a la nueva tendencia?

La incesante búsqueda de la proteína vegetal

El sector agroalimentario se está tomando muy en serio esta cuestión, y no es para menos. Una gran cantidad de laboratorios y departamentos de I+D de diferentes organizaciones y empresas llevan años buscando respuestas a esta necesidad, como si del Santo Grial se tratara. Y podemos afirmar que su investigación ha dado sus frutos. Quinoa, guisantes, tofu, seitán, frutos secos, algas, soja… ¡Será por alternativas!

El sector agroalimentario se está tomando muy en serio esta cuestión, y no es para menos. Una gran cantidad de laboratorios y departamentos de I+D de diferentes organizaciones y empresas llevan años buscando respuestas a esta necesidad, como si del Santo Grial se tratara. Y podemos afirmar que su investigación ha dado sus frutos. Quinoa, guisantes, tofu, seitán, frutos secos, algas, soja… ¡Será por alternativas!

Podríamos decir que, a lo largo de las últimas décadas, estas investigaciones han pasado por diversas etapas. La primera fue la de extraer las proteínas de la soja, al ser la mayor fuente proteica del mundo vegetal, lo que dio como resultado productos como el tofu, el tempeh o la soja texturizada.

En una segunda etapa, la investigación se orientó más a la búsqueda del sabor y la textura de la carne con el fin de hacer más atractivo su consumo. Y, por último, la alternativa que irrumpe en la tercera generación, gracias al desarrollo tecnológico, es el cultivo de carne vegetal a partir de células madre, también llamada carne limpia.

A esto deberíamos añadir otra opción paralela que con los años está ganando fuerza, el consumo de insectos. Pero, al menos en países como el nuestro, todavía está costando que a la gente le entre el apetito al pensar en un saltamontes, por lo menos hoy en día, pero tiempo al tiempo.

En definitiva, tras esta incesante búsqueda, para obtener hoy la ansiada proteína disponemos de múltiples opciones:        

  • Carne convencional
  • Sustitutos vegetales de la carne
  • Carne cultivada
  • Insectos
  • Productos similares a la carne
  • Carnes funcionales plant-based
  • Productos no similares a la carne
  • Nutrición similar a la carne, sin ninguna de sus características organolépticas

¿Con cuál te quedas?

Superando el último obstáculo: dieta plant-based para carnívoros convencidos​

A pesar de la enorme dificultad que conlleva convencer a los carnívoros de pura cepa que no pueden vivir sin su hamburguesa de carne, el plant-based también ha trazado un plan para ellos. Así es, los esfuerzos que se han dedicado durante los últimos años para elaborar carnes de origen vegetal que enamorasen a los grandes carnívoros no han sido, ni mucho menos, menores. De esta forma, hoy podemos encontrar hamburguesas vegetales, salchichas, embutidos y casi cualquier cosa que se nos ocurra de origen vegetal.

Así, hoy disponemos de carne plant-based absolutamente diseñada para verse y saborearse como si de auténtica carne se tratara. ¿Cómo se consigue? En el caso de la Beyond Meat se utiliza un sistema de enfriamiento, calentamiento y presión capaz de alinear las proteínas vegetales en las mismas estructuras fibrosas que se encuentran en las proteínas animales. Ese es el gran secreto de la Beyond Meat Burger.

Por lo tanto, se podría decir que, a día de hoy, se ha superado el último gran escollo, pues para gustos colores, y muchas personas necesitan el sabor a carne como necesitan el agua. Así, la alimentación plant-based encara con optimismo la tarea de convencer a su nuevo target del 100% de la población mundial.

Y cada vez lo tienen más fácil, porque incluso los carnívoros de toda la vida están cambiando, o por lo menos sí se podría decir que el nuevo consumidor está cada vez más abierto a probar cosas nuevas y a disfrutar de nuevas experiencias. Y la alimentación plant-based es ambas cosas, alimento y experiencia, porque no solo te nutres, sino que a su vez eres parte del cambio y contribuyes a que muchos de estos productos se puedan encontrar actualmente en muchas tiendas, supermercados y restaurantes. En definitiva, estás ayudando a crear un sistema alimentario más sostenible.    

Deja un comentario