Productos plant-based: hacia un presente Clean Label

Actualizado: 17 de febrero de 2022 por zyrcularfoods

¿Cuántas veces has dejado de leer un etiquetado porque no entiendes esas largas listas de ingredientes artificiales?

Te quiero mostrar la importancia que están adquiriendo hoy en día los alimentos plant-based para contribuir a una alimentación más sostenible y a una nueva forma de etiquetado más transparente y comprensible.

El auge de los productos plant-based

Cada vez son más los que optan por una alimentación vegetal. Según un estudio de la consultora Lantern, el 10% de la población española sigue una dieta principalmente vegetal, es decir, lo que equivale a 3,8 millones de personas.

Esta tendencia de consumo se ve reflejada en el gran crecimiento que ha experimentado la producción de alimentos plant-based en los últimos años. Según se desprende del primer congreso Veggie2Business, celebrado en 2021, el mercado de productos vegetales alternativos a la carne ha crecido un 48% en España desde 2019.

Los productos plant-based son alimentos elaborados con proteínas vegetales que imitan en sabor y textura a la carne. Son aptos tanto para aquellos que siguen una dieta vegetal o vegana como para los que consumen proteínas de origen animal.

¿Y a qué se debe el auge de este tipo de alimentos? Cada vez estamos más preocupados por seguir una alimentación saludable y que tenga un menor impacto en el medioambiente, conceptos estrechamente vinculados con los productos alternativos de proteína vegetal.

Estos alimentos son muy beneficiosos para el organismo, ya que no suelen tener colesterol, presentan grasas saludables, contienen altos niveles de fibra y aportan un gran número de proteínas. Además, su producción tiene un menor impacto en el medioambiente, ya que no genera tantos gases de efecto invernadero y no necesita tanta agua.

Hacia un presente Clean Label

El creciente interés por una alimentación más saludable ha traído consigo una demanda de productos que presenten un etiquetado lo más sencillo posible. Con la búsqueda de productos naturales y beneficiosos para el organismo, es muy habitual que el consumidor lea las etiquetas de los alimentos antes de comprarlos, buscando términos que le resulten comprensibles y familiares.

En este contexto ha surgido la tendencia Clean Label, o etiquetado limpio, que busca ofrecer una etiqueta sencilla, con pocos ingredientes que, además, deberán ser conocidos. Es decir, el objetivo del Clean Label es mostrar información comprensible para que el consumidor conozca qué ingredientes contiene el producto que va a comprar.

El Clean Label se caracteriza por:

  • Nombres conocidos y listados cortos. Como ya he mencionado, cuando el cliente lee los ingredientes busca encontrar elementos conocidos y listas breves. ¿Cuántas veces has visto un listado enorme de ingredientes extraños y has preferido buscar otros productos que te generasen más confianza?
  • Ingredientes naturales. Cuantos más contenga el producto, mejor. Un etiquetado limpio debe evitar el uso de aditivos e ingredientes artificiales, ya que los consumidores buscan productos naturales, asociados a una alimentación más sana.
  • Sostenibilidad. Muchas personas quieren seguir una alimentación sostenible. El Clean Label incluye aquellos alimentos que han sido producidos respetando el medioambiente.
  • Transparencia. El etiquetado limpio se basa en la transparencia. Es natural querer estar informados y saber que lo que comemos es saludable.

Esta tendencia del etiquetado limpio supone un reto para el sector de la proteína alternativa vegetal, ya que, para conseguir la textura y el sabor de los alimentos análogos, a menudo se usan muchos ingredientes. Sin embargo, la industria alimentaria cada vez está más concienciada con el Clean Label y apuesta por una elaboración lo más equilibrada posible y basada en ingredientes naturales. Al fin y al cabo, los productos plant-based están hechos a base de proteína vegetal.

El consumo de productos alternativos vegetales se ha convertido en una auténtica tendencia. Los consumidores, más concienciados que nunca con la salud y el respeto por el medioambiente, se inclinan por una alimentación sostenible y saludable. Buscan alimentos con ingredientes naturales, inteligibles y con un etiquetado que les genere confianza. Es el momento perfecto para que el sector plant-based convierta el Clean Label en su presente.